sábado, 31 de mayo de 2014

Google y las efemérides paleontológicas (1)

por Heraclio Astudillo-Pombo. Universitat de Lleida



Introducción

Una efemérides, en sentido histórico y social, es la celebración de un determinado suceso, asociada a un cierto día del año... o a un determinado año de una década. Generalmente se trata de la conmemoración del aniversario de un hecho trascendente.  
En nuestro caso particular, por motivos paleontoculturales obvios, sólo nos interesa conocer las conmemoraciones relacionadas, directamente o indirectamente, de forma gráfica explícita, con sucesos de temática paleontológica o etnopaleontológica.

"Mary Anning and the Sea" Obra de inspiración onírica, creada por la artista canadiense Jessica Bartram, inspirada en la vida de Mary Anning y en su retrato más famoso. El vestido está confeccionado de paño de algodón, bordado con hilo de algodón y el resto de la obra está realizada con pintura de acuarela, sobre papel.
Imagen: Mary Anning and the Sea

Desde hace muchos años, cada vez que abrimos el buscador de Google, aparece en la pantalla del ordenador, una característica imagen informativa que incluye el logo empresarial, más o menos reconocible en el contexto de la figura ilustrativa. Con ella se quiere recordar al internauta, de forma atractiva, sencilla y desenfadada, a veces, hasta divertida que, ese mismo día, se celebra la efemérides de algún suceso, más o menos, relevante para la humanidad, en general, o para algún sector social, en particular. 

Como ejemplo de lo dicho sobre los modernos "doodles" conmemorativos, se pone como muestra ilustrativa el del 12 de febrero de 2009. Se anunciaba a los usuarios que ese día se celebraba el 200 aniversario del nacimiento de Charles Darwin, un científico tan importante para la Biología como para la Paleontología. ¡Lástima que no haya ni una sola alusión a su relación con el registro fósil!
Imagen: doodles/charles-darwins

A pesar de que las imágenes conmemorativas de los "doodles" guguelianos son cada vez más creativas y complejas, sus promotores y usuarios guguelianos, siguen conservando la vieja denominación "doodle" (garabato) para referirse a ellas. Término que choca con el sentido común porque tienen un proceso de concepción y elaboración bastante alejado del concepto asociado a su traducción castellana, pues un garabato se supone que es un signo gráfico o el conjunto de unos pocos de ellos utilizados con pretensiones comunicativas que resulta incomprensiblr. Así el término garabato puede hacer referencia a "escritura muy mal trazada que resulta ilegible" o, bien, a "esbozo dibujado muy poco elaborado que resulta difícilmente interpretable".

En realidad el nombre garabato procede de un sencillo dibujo, de aspecto humanoide, que, inicialmente, acompañaba al logo de Google, tal como puede apreciarse en la primera imagen de su primera época
Imagen: The First Google Doodle



Inicios del proceso de investigación 

El pasado 21 de mayo, de 2014, el "doodle" de Google, nos informaba que ese día se conmemoraba el 215 aniversario del nacimiento de Mary Anning. 


Imagen: doodles/mary-annings


  
Much@s "tuiter@s", bloguer@s y "feisbuquer@s", relacionad@s con la paleontología, se hicieron eco del acontecimiento y entre todos ellos... el que esto escribe. Contemplando la imagen recordó alguna otra, de temática paleontológica, publicada en estos últimos años.
Aguijoneado por la curiosidad de saber cuantos otros "doodles" paleontológicos había publicado Google, a lo largo de la existencia de este tipo de gráficos conmemorativos y evocadores, el primero de ellos fue el 30 de agosto 1998. Al día siguiente, este ingenuo escribidor púsose manos a la obra, confiando encontrar una docena de "doodles" paleontológicos, por lo menos.


Exiguos resultados de una exhaustiva prospección

Tras varios intentos, frustrados, de obtener "doodles" paleontológicos, en el buscador de Google, y alguna que otra hora ideando e intercambiando combinaciones de palabras clave, sin resultados satisfactorios, se decidió dar la búsqueda por finalizada. El resultado no aportó nada a lo ya conocido, pues a parte del ya citado "doodle" de Google, dedicado a conmemorar el 215 aniversario del nacimiento de Mary Anning, se localizaron otros tres "doodles" paleontológicos cuya existencia ya era conocida por el investigador. Dos "doodles" dedicados a celebrar los nacimientos de Mary Leakey y de Nicolás Steno y un tercero dedicado a celebrar el descubrimiento del fósil completo del primate Darwinius masillae.
Un resultado inesperadamente desolador, para unas expectativas demasiado optimistas. Suele suceder que la realidad se encarga de desbaratar las iniciales ilusiones cuando unas expectativas demasiado esperanzadas, son consecuencia de una nula fundamentación.

El "doodle" paleontológico de 2013

El "doodle" de Google, del 6 de febrero de 2013, nos informaba que ese día se conmemoraba el centenario del nacimiento de Mary Leakey 

Imagen: doodles/mary-leakeys




El "doodle" paleontológico de 2012

El "doodle" de Google, del 11 enero de 2012, nos informaba que ese día se conmemoraba el 374 aniversario del nacimiento de Nicolás Steno
Imagen: doodles/nicolas-stenos





El "doodle" paleontológico de 2009

El "doodle" de Google, del 20 de mayo de 2009 nos informaba que ese día se celebraba el descubrimiento de un fósil de gran importancia científica y evolutiva, el pequeño primate Darwinius masillae

Imagen: doodles/scientists-unveil-fossil-of-darwinius






Conclusiones

A pesar de que este trabajo no sirvió para alcanzar los ambiciosos objetivos propuestos, por lo menos, ha servido para refrescar la memoria de quien lo realizó. Espero que, por lo menos, sirva para lo mismo a aquell@s visitantes de esta bitácora que se dignen leer esta entrada. 

También, ha servido para constatar el escaso "valor e influencia cultural" que la paleontología, parece tener  en la valoración social que del conjunto de las ciencias experimentales. Al menos, desde el punto de vista de aquell@s responsables de Google encargados de generar ideas conmemorativas y seleccionar las efemérides que se comunicarán, en forma de "doodles" que aparecerán, puntualmente, en la pantalla inicial del buscador más usado entre los internautas, de todo el mundo.

Se echa en falta la publicación de "doodles" dedicados a conmemorar diversos grandes logros de la paleontología contremporánea, internacional, a conmemorar el natalicio de los precursores  de la paleontología moderna y el de los padres fundadores de la paleontología científica, etc.
 

Fuentes


- GARBER, MEGAN 2013, The First Google Doodle Was a Burning Man Stick Figure. The Atlantic, 6 de septiembre 
- VV.AA. Darwinius masillae Wikipedia
- VV.AA. Logo de Google Wikipedia
- VV.AA. Mary Anning Wikipedia 
- VV.AA. Mary Leakey Wikipedia 
- VV.AA. Nicolás Steno Wikipedia 

martes, 6 de mayo de 2014

“Huevos de serpiente y lenguas de dragón” (19) (Schlangeneier und Drachenzungen)

Fósiles usados por la medicina popular y la magia defensiva, antes de 1950, en Austria y algunas zonas limítrofes, de países vecinos (Continuación, 16ª parte) 

El Dr. Julius Georg FRIEBE, del Museo de la Naturaleza del Estado Federal de Vorarlberg (Vorarlberger Naturschau), en Dornbirn (Austria), es el autor del texto original, en alemán, que apareció en la primera edición de la guía de la exposición “Schlangeneier und Drachenzungen. Fossilien in Volksmedizin und Abwehrzauber” publicada en 1995.

Heraclio ASTUDILLO-POMBO, profesor
del Dept. de Medi Ambient i Ciències del Sòl, de la Universitat de Lleida, ha realizado la traducción, y adaptación, al español, del texto original, alemán. Así mismo ha realizado la elección de todas las imágenes ilustrativas, la redacción de los comentarios explicativos, la selección de los diversos enlaces que vinculan el texto con documentos relacionados, consultables en Internet. También es el autor de las notas explicativas que amplían el texto original y clarifican su contenido. 


Creencias y prácticas populares relacionadas con algunos tipos de fósiles, considerados como “piedras curativas” (Heilsteine) o “piedras protectoras”(Schutzsteine) (Continuación, 13ª parte)




Las “piedras de lince” (Luchssteine), el "Lincurio" (Lyncurien) 


En algunos yacimientos del Cretácico superior de países bálticos los rostros de los belemnites, (la parte fosilizada del esqueleto interno de un pariente extinto de los calamares actuales), son translucidos, tienen un color marrón claro amarillento. Cuando este tipo de belemnites se rompen, trituran o frotar, inmediatamente, desprenden un olor como de betún de petróleo y de amoniaco que recuerda vagamente el olor de la orina descompuesta. 


Saetas de ballesta, mucho más cortas que las de arco tradicional y con mayor masa en su punta para mejorar su efecto perforante en el impacto
Imagen: DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO DE ARMAS y TIRO 

La forma de los belemnites enteros es más o menos similar a la de dedos humanos, un pene erecto o la parte anterior de las saetas propulsadas por medio de la ballesta, que misteriosamente, hubiesen quedado petrificados. 

Los belemnites "acaramelados", desde tiempos antiguos, debido a su aspecto de orina ssucia solidificada fueron llamados “piedra del lince”, del mismo modo que también sucedía con el ámbar con el que compartía denominaciones y usos. En el caso del ámbar, se afirmaba que esa clase particular de "piedras de lince" después de ser frotadas tenían la virtud de atraer trocitos de paja, de forma parecida a como lo hacía la piedra imán, con los pequeños fragmentos o limaduras de hierro. 

Belemnites acaramelado del tipo que fue considerado como orina petrificada de lince
Imagen: KAMIEŃ PIORUNOWY

Antiguamente, las denominadas "piedras de lince" fueron consideradas que eran la orina petrificada de algun lince que había orinado en aquel lugar.

 
La piedra de lince
La piedra de lince procede de la orina expulsada del vientre de un lince – tal como Plinio cuenta - porque la orina se endurece, rápidamente hasta que se convierte en piedra [preciosa por sus virtudes]. Como esto es sabido por el animal [de su instinto natural] y odia el beneficio que puede obtener el hombre [su cazador] con su uso. Instintivamente, enterrará su orina con tierra.

(KONRAD VON MEGENBERG, 1350; citado por MÜLLER, 1984) (1)



Miniatura de un bestiario medieval, representando a un lince acechando a un cordero. Es evidente que el ilustrador ilustraba "de oído" y que nunca había visto a uno de estos animales
Imagen: Bestiario medieval


El nombre Lincurio, alude a un supuesto origen portentoso de este tipo de materia mineral formada por la petrificación de la orina de lince. Al suponerse que era orina de lince, mágicamente, transformada en piedra, fue considerado como un remedio apropiado para tratar ciertos tipos de dolencias humanas que estuvieran relacionadas con disfunciones del riñón o la vejiga, órganos asociados a su producción o acumulación y a la formación de cálculos y arenas. 

Fragmentos de belemnites acaramelados,  tres de ellos abiertos longitudinalmente por la mitat, tal situación que permite ver la estructura interna del "rostro" de los belemnites
Imagen: Złote kamienie od piorunów

 
La descomposición de la orina puede producir amoniaco cuyos vapores producen la irritación de los ojos y promueve la producción de lágrimas, a las que se suponía la capacidad de curar ciertas dolencias oculares. Los polvos obtenidos de la trituración de las "piedras de lince" fueron utilizados en el tratamiento de diversas dolencias oculares, usándose tanto en los seres humanos como en los animales domésticos. 

Grabado coloreado del Buch der Natur, de Konrad von Megenberg, representando a hombre sangrando, en diversas partes de su cuerpo.
Imagen: Konrad von Megenberg

"La cantidad de un céntimo de piedra de lince, previamente, pulverizada se aplicará de forma difusa sobre el ojo afectado de un caballo enfermo.

Si se lava la piedra de lince en agua, esa agua ayudará a quienes sufren de estreñimiento. Pues abre el cuerpo [=vaciar] del enfermo y de nuevo traerá el color perdido en el rostro. 

También es buena para la ictericia [hepatitis] y, además, atrae al heno [=paja], tal como lo hace el ámbar." (2)
(KONRAD VON MEGENBERG, 1350; citado por MÜLLER, 1984)


Dice Hildegard von Bingen, (3):
"La cerveza o el vino, en que se haya sumergido la piedra de lince, durante poco tiempo, sólo debe beberse como remedio para el tratamiento del dolor de estómago. En los demás casos, esta bebida, podría provocar la aparición de enfermedades que pueden acabar causando la muerte del enfermo."

El lincurio debido a su forma característica, también fue usado como afrodisíaco. Este tipo de aplicación estaba fundamentada en la forma fálica de los belemnites y en el principio de la medicina mágica de tipo simpático "lo similar cura a lo similar".


Grabado antiguo, en madera, representando a un médico que parece estar aconsejando a una pareja desnuda y encarada dentro del lecho marital sobre algunas pautas a tomar en cuenta
Imagen: Amor y sexualidad en la Edad Media

Se asociaba influencia terapéutica al fósil de forma fálica, con determinados órganos y sus disfunciones, supuestamente relacionados con el pene, tales como los problemas de pareja o la falta de descendencia, causados por la inapetencia sexual de uno de cónyuges o con la incapacidad de erección masculina. Para el tratamiento de este tipo de dolencias se utilizaron los belemnites enteros como amuleto protector o preventivo contra los problemas citados y la ingestión de su polvo, como remedio estimulante para excitar la lujuria "dormida" o "decaída", tanto, en hombres como en mujeres.


“Proyectiles o dardos de piedra de los elfos malignos” (Albschoßsteine)

Los rostros de belemnites, por su forma semejante a la punta de una saeta de ballesta, propiedad de la que deriva su nombre (gr. belon) se creyó que eran piedras manufacturadas por los elfos
para ser usadas como proyectiles contra los humanos. Se les relacionó con la aparición brusca de los ataques de lumbago y de ciática, cuyos supuestos responsables eran los disparos de los elfos nocturnos, también responsables de las pesadillas. 
Siglos más tarde, en plena época de persecución de la brujería, se consideró que este tipo de proyectiles de piedra habían sido lanzados por las brujas, para causar el mismo tipo de dolencia humana. Por este motivo a las lumbálgias y ciatico-lumbálgias se les denominó y aún  se les llama, vulgarmente, "Hexenschuß" es decir, “ golpe de las brujas”.

Grabado antiguo, en madera, representando el origen sobrenatural y brujeril de la aparición de un episodio de "lumbago agudo o ciático". Obra de Johann Zainer de alrededor de 1489 a 1490, ilustración para el tratado de Ulrich Molitor titulado Von Unholden und Hexen (Sobre los demonios y las brujas).
Imagen: Hexenschuss
 

Se creía que el uso de belemnites como amuleto, protegería a su portador contra la aparición de dolores lumbares agúdos, pero también, contra la aparición de las pesadillas (terrores nocturnos) y contra las picaduras de todo tipo de animales ponzoñosos, así como contra la aparición de diversas clases de dolencias mamarias.



Notas del traductor

(1) La cita de ciertos comentarios de KONRAD VON MEGENBERG, datados en 1350, por parte de R. Müller, están extraídos de su obra más conocida,  el "Libro de la naturaleza", escrito en alemán, titulado "Buch der Natur". Se trata de un tratado didáctico y enciclopédico sobre los tres reinos de la naturaleza, con sus propiedades utilitarias.Contenidos en un artículo de Rainer Müller, titulado
Edelsteinmedizin im Mittelalter. Die Entwicklung der spätantiken und mittelalterlichen Lithotherapie unter besonderer Berücksichtigung des Konrad von Megenberg, publicado en 1984, en el nº 13 de la serie Schriftenreihe der Münchener Vereinigung für Geschichte der Medizin, en Gräfelfing y que trata sobre la litoterapia en la Edad Media y muy especialmente en la obra de Konrad von Megenberg.
 

(2) Como la calcita que es el mineral mayoritario que compone a los belemnites, por frotamiento, no puede cargarse electroestáticamente quizá Konrad von Megenberg se estaba refiriendo a alguna variedad opaca de ámbar de la que desconocía su verdadera naturaleza

(3) Abadesa, líder monacal, mística, profetisa, médica, compositora y escritora alemana del siglo XI, también conocida como santa Hildegarda, autora de un tratado médico titulado Causae et Curae